Por encima de cualquier otro material, el granito debidamente pulido y acristalado está especialmente indicado para realizar la pieza por excelencia del mobiliario de la cocina, la encimera, que queda de esta forma con sus diferentes acabados de canteo, copetes y zocalillos resuelta en una pieza enormemente sólida y resistente.